En Estados Unidos la tendencia muestra que las empresas están destinando más recursos monetarios en servicios de logística y transporte.

Tan sólo el año pasado el monto total llegó a casi 1.5 billones de dólares, 6.2% más que el año pasado, de acuerdo con el reporte anual State of Logistics del Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP).

WAREHOME EL LUGAR INDICADO

En particular, el mercado de los servicios 3PL (third party logistics) sumaron ingresos durante 2017 por 175 mil millones de dólares (mdd), y se prevé que para 2019 crezca 5.5% para alcanzar los 195 mil mdd.

El reporte, presentado por Penske Logistics, precisa que una economía sólida, el crecimiento del mercado electrónico, la ajustada capacidad del operador y la creciente demanda de servicios de almacenamiento de valor agregado han posicionado al mercado 3PL en un rápido crecimiento.

Lo anterior se ha manifestado en un aumento de tarifas para los cargueros y transportistas, con tasas spot que aumentaron un 30 por ciento y las tasas contractuales aumentaron entre un 5 y un 15%, de acuerdo con A.T. Kearney, firma de consultoría y autora del reporte.

Al contrario de lo que sucedió en años anteriores, cuando la industria enfrentaba un exceso de capacidad y una economía estancada, actualmente se presenta una escasez de capacidad y una fortaleza económica.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. En el caso particular de las empresas autotransportistas, estas aún enfrentan escasez de mano conductores, aumento en los salarios de y en los costos de contratación.

“Para ayudar a combatir los costos, los operadores están recurriendo a la tecnología para aumentar la visibilidad, identificar carriles y expedidores rentables y maximizar el emparejamiento de proyectos backhaul”, de acuerdo con el reporte.

Joe Carlier, vicepresidente senior de ventas globales de Penske Logistics, observa que la cadena de suministro de hoy obliga a los proveedores de logística a ser muy fluidos y moverse rápidamente.

“La clave para mejorar las cadenas de suministro es que los 3PL colaboren con las empresas y se conviertan en un asesor confiable”, dijo.

La necesidad de reaccionar rápidamente e identificar nuevas soluciones se debe, en parte, al crecimiento continuo del comercio electrónico. Este sector aumentó el volumen de envío de paquetes en un 7% en 2017, a 99 mil millones de dólares, y las previsiones indican un crecimiento similar para el final del año.

Los expedidores, transportistas y proveedores de logística se están enfocando en soluciones que hacen que la última milla sea más eficiente, con tecnología aplicada a la recolección y entregas de colaboración colectiva.

 

Fuente : T21