¿Cuántas ocasiones hemos escuchado “no pongas los huevos en la misma canasta”? Sabemos el riesgo que representa poner todos nuestros productos, esfuerzos o valores en un solo lugar y aún así lo hacemos.

Siempre ha representado un alto riesgo depositar algo que podríamos diversificar en un solo punto, pero en este momento donde la tecnología juega un papel protagónico en la vida diaria de un gran número de personas e incentivados por dicha tecnología buscan no solo mejores precios sino mejores y disruptivos servicios se vuelve aún más cuestionable eso de “poner todos los huevos en la misma canasta”.

Y me refiero particularmente a la necesidad de “inmediatez” a la que nos hemos acostumbrado, si hoy realizas la compra de un producto en linea que te ofrece entregarlo en 5 días contra otro que te ofrece en 3 días seguramente seleccionaras la segunda opción aun tenga un sobre costo aceptable.

¿Por qué no entregar el día siguiente o el mismo día en el que se realiza la venta? la costumbre de trabajar con un almacén propio o tercerizado pero de gran dimensión nos ha obligado a tratar de reducir los costos a través del tiempo que tarda el transporte desde almacén hasta el domicilio del  cliente final el cual va de 2 a 10 días en promedio.

Las empresas que están optando por trabajar con micro inventarios en pequeños centros de distribución (almacenes particulares)  están logrando entregar incluso el mismo día que realiza la venta, reducen su costo operativo y sobre todo reducen su riesgo ya que si un mico almacén sufre algún contratiempo tiene 10 o 20 micro espacios que pueden cubrir la ausencia de este manteniendo así su velocidad de respuesta y sobre todo la satisfacción del cliente que se traduce en  una recurrente  venta.

Los grandes del e-commerce ya lo entendieron de esta forma y hoy puedes aprovechar esta ventaja competitiva para tu negocio, contáctanos a info@wareho.me y se parte de la familia Warehome