Muchas veces las “cosas” cobran un valor especial para nosotros, un valor emocional que lejos de cualquier valor monetario que tenga un artículo nos parece insustituible  o invaluable por la historia y/o cariño que le tenemos.

Cuando llega el momento de realizar una mudanza son las primeras cosas que cuidamos y que marcamos para que las traten con gran cuidado (al menos eso deseamos) en ocasiones sin tanto éxito. Pero sin importar el cuidado que hayamos puesto en el empaque y rotulado de nuestras mas valiosas pertenencias, cuando debemos hacer uso de un almacén nada es suficiente si el almacén es húmedo, esta en una zona de gran movimiento y corre riesgo solo por estar ahí pero sobre todo en este tipo de almacenes no nos dan mayor seguridad que el de él candado que se ha colocado.

Si la mercancía sufre daños por un fenómeno natural, un accidente (inundación, incendio) o simplemente por las condiciones del propio lugar no hay nada que podamos hacer. Considerando esto en Warehome nos preocupamos por que tus pertenencias no sean almacenadas sino “alojadas” y la gran diferencia es que la calidez y cuidado que reciben es como si se tratara de las propias cosas del anfitrión.

Entendemos el trabajo que cuesta conseguir las cosas y la gran dedicación que ello represento por eso el cuidado y la empatía es esencial para nosotros, claro está eso no lo es todo ya que en todo momento estarás cubierto por la garantía Warehome que siendo una garantía única en su clase te permite estar seguro que hay un respaldo si tu mercancía sufre algún daño.

Conoce más del alojamiento de mercancías en la red de almacenes particulares de México y de la garantía Warehome escribiendo a info@wareho.me y dale un hogar a tus pertenencias más valiosas